Recomendaciones para evitar las infecciones respiratorias agudas

Recomendaciones para evitar las infecciones respiratorias agudas

Recomendaciones para evitar las infecciones respiratorias agudas

Con relación a los cambios que se están presentando en las condiciones climáticas y a las previsiones de lluvias y temperaturas bajas, el Ministerio de Salud y Protección Social hace un llamado para que los habitantes del territorio nacional tomen las medidas de precaución para evitar las infecciones respiratorias agudas –IRA, y por ende el aumento en las consultas y atenciones médicas por esta enfermedad.

Cómo evitar enfermar de IRA:

  • Lavarse constantemente las manos con agua y jabón.
  • Usar tapabocas.
  • Limpiar y desinfectar persistentemente las superficies del hogar y trabajo.
  • Evitar la presencia de humo al interior de las viviendas y proveer de ventilación e iluminación natural.
  • Evitar aglomeraciones.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Evitar tocarse la cara, boca y ojos.
  • No olvidar el esquema de vacunación en grupos de mayor vulnerabilidad a las IRA: niños y niñas menores de 6 años, adultos mayores de 60 años, personas con comorbilidades y gestantes.
  • No descuidar la lactancia materna en los niños menores de 6 meses.

En caso de tener síntomas

Si presenta síntomas respiratorios se deben acatar las siguientes medidas:

  • Auto aislarse con el núcleo familiar.
  • Controlar la fiebre con métodos físicos y exclusivamente con medicamentos previamente formulados, no automedicarse.
  • Contacte a su EPS si presenta signos de alarma.

Signos de alarma

Si tiene alguno de los siguientes síntomas, no debe dudar en consultar los servicios de salud:

  • Asfixia o dificultad para respirar.  
  • Respiración más rápida y frecuente de lo normal.
  • Labios o cara de color azulado.
  • Decaimiento abrupto en menos de 3 días
  • Se le hunden las costillas al respirar.
  • Emite sonidos desde el pecho al respirar.
  • No puede ingerir alimentos o beber nada o vomita todo.
  • Si no despierta con facilidad.
  • Ataques o convulsiones. Fiebre de difícil control mayor de 38°C durante más de tres días.

La recomendación general es a conservar y fomentar las acciones de prevención por medio de la promoción de hábitos de higiene, manipulación y conservación de alimentos, manejo de excrementos y reforzar las medidas de tratamiento adecuado de las fuentes abastecedoras de agua y evitar el almacenamiento inadecuado.


Imprimir   Correo electrónico